De paseo por la ciudad más linda de Bélgica: GENT

En los días entre Navidad y Año Nuevo que pasamos en Bélgica con mi esposo y mi cuñada decidimos no caer en la vorágine de la época de ponerse a hacer todo lo que quedó pendiente en el año, y en cambio nos dedicamos a relajarnos y hacer actividades que nos gustan. Mientras Tomi hacia backup de sus documentos, mi cuñada sacaba la máquina de coser para empezar un nuevo proyecto y yo estrenaba mis agujas de tejer 20mm para tejer una alfombrita para su cuarto. También leí, Bajo el Cielo de Cawpore de Alexandra Risley, y cociné varios postres como habrán visto en las fotos de Instagram.

Uno de esos días decidimos hacer una escapada a conocer Gent. Fue en este viaje que discutimos sobre si los nombres de las ciudades deberían traducirse o no, porque en Bélgica que, como en Suiza, se manejan en tres idiomas las ciudades cambian mucho de nombre y fue asi que terminamos comprando el pasaje de tren a GenK en vez de a GenT y nos llevamos un reto del inspector. Defendimos nuestra postura de turistas, ya que habíamos buscado en la maquinita en inglés y alemán como Gent, Ghent, Gant y nada…. Resultó ser que en francés se llama Gand.

La ciudad es muy bella y también vieja, re bien mantenida. Quedé encantada con los puentecitos, recobecos, torres góticas, negocios antiguos y las fachadas de las casitas. Hay tantos edificios altos que pasé buena parte con el cuello hacia arriba tratando de distinguir las cúpulas entre la niebla, que ese día estaba particularmente espesa. Llegamos a eso de las 11 de la mañana y a las 16h emprendimos la vuelta a Liejas porque no se veía más nada y ya necesitábamos subir la temperatura de los cuerpos latinos!

Les comparto entonces mis fotos del fugaz paseo por Gent y también algunas recomendaciones:

  • Depende mucho del recorrido que quieran hacer, pero en la oficina de turismo tienen excelente información bien categorizada y en todos los idiomas.
  • Nosotros almorzamos en Avalon, un resto de comida orgánica excelente. #Tip: el plato del día rinde para dos personas, pidiendo una sopa de entrada.
  • La Iglesia de San Nicolás. Majestuosa.
  • Al lado del Museo de Diseño hay un local de antigüedades que se llama The Fallen Angels. Cuando pasamos estaba cerrado, parecía tener miles de tesoros adentro!
  • De más está decir que si van para Navidad, el mercadito es una visita obligada. Vendían unos bollitos de coco deliciosos!!! (similares al “coquito” de Argentina)
  • Otra que me quedó pendiente y creo que debe ser fabulosa, es la Graffiti Street.
  • Y un último consejo: si van en invierno, no escatimen en abrigo. Con frío no se disfruta mucho el paseo. Medias o plantillas térmicas son excelentes para mantener los pies calentitos.

Dejá una respuesta