Navegando la Cordillera de los Andes: un cruce con 400 años de historia

Luna de Miel en la Región de los Lagos

Para el viaje de bodas con mi esposo queríamos algo diferente a lo que tendríamos ese verano en Floripa. Buscando lugares de montaña y un poco de frío encontramos la Región de los Lagos, al sur de Chile. Elegimos Puerto Varas para hospedarnos, un lugar de una belleza natural indescriptible, comidas picantes y deliciosas, gente amable y mucha tranquilidad.

Uno de los mejores momentos del viaje fue haber podido cumplir un sueño que tenía desde chica: cruzar los Andes. Sinceramente nunca me había puesto a pensar el cuándo o cómo o con quién, solo lo quería hacer. Pero en mi cabeza los Andes se podían cruzar solo por ruta o avión, o a la gran San Martín. Bueno…, adivinen quién estaba equivocada!

Resulta ser que en esta región existe un camino entre lagos y senderos en las montañas que usaban los nativos Huiliches para comercializar 4 siglos atrás y que luego fue aprovechado por los Jesuitas que cruzaban por allí para evangelizar la zona del Nahuel Huapi. El viaje es alucinante desde el comienzo, adentrándose en la cordillera por el Lago de Todos los Santos y luego uniendo dos de los Parques Nacionales más hermosos e importantes de América (y por qué no del mundo): Vicente Perez Rosales del lado Chileno, y Nahuel Huapi del lado Argentino.

El camino comenzó a ser explotado en 1913 cuando Ricardo Roth, inmigrante suizo, guió a un grupo de turistas por este paso internacional uniendo Peulla con Bariloche. Hoy por hoy, la empresa Cruce Andino es la única autorizada a hacer la ruta turística. Nosotros lo hicimos saliendo desde Puerto Varas y tardamos aproximadamente 12 horas de viaje hasta San Carlos de Bariloche. En la pagina web de Cruce Andino hay un mapa interactivo que explica muy bien el trayecto y tiene mucha información sobre el viaje. Es una experiencia inolvidable e imperdible, que permite vivir los Andes de una forma mágica. Se los recomiendo!

mapa

 

Recuerdos del Cruce Puerto Varas – Bariloche (Octubre 2015)

img_0635

Amanecer en Puerto Varas. Vista del Lago Llanquihue, Volcán Osorno a la izquierda y Calbuco a la derecha.

img_0681

Primer trayecto en barco, vista del Volcán Osorno desde el Lago de Todos los Santos.

img_0880

Peulla, vista desde el restaurant del hotel.

img_0889

Peulla, vista del Lago de Todos los Santos.

img_0740

Llegada a Puerto Alegre, aduana Argentina. Vista del Lago Frías.

img_0762

Gaviotas, Lago Nahuel Huapi.

img_0857

Vista de la Cordillera desde el Lago Nahuel Huapi.

img_0847

Llegando a Bariloche, lago Nahuel Huapi.

img_0838

Admirando las bellezas de Argentina, lago Nahuel Huapi.

img_0968

Atardecer en Puerto Varas a la vuelta del cruce.

 


Como habrán visto en las fotos, no había ni una nube en el cielo. Fue así tanto a la ida cuanto a la vuelta. Lo curioso? Nos contaba el guía que pocas veces le habían tocado dos día de sol seguidos, ya que en esta región llueve 320 días al año aproximadamente. La suerte de los recién casados 🙂

Dejá una respuesta