3 consejos para elegir la mejor fecha para tu casamiento

Un año atrás, me volvía loca planificando mi casamiento en Unquillo (Córdoba, Argentina) desde Florianópolis (Brasil). Fue todo un desafío, pero gracias a la ayuda de familia, amigos y el glorioso internet, salió todo mejor de lo esperado. Les compartiré en esta sección algunos de los desafíos a la hora de organizar evento a distancia para ayudarlos con cada paso.

Desafío #1: Definir la fecha para tu casamiento

En nuestro caso, tanto mi esposo como yo tenemos familia viviendo en el exterior que queríamos que estuviesen presentes y fue bastante complicado coincidir ya que los calendarios académicos y laborales son diferentes. Si bien por eso terminamos con un compromiso de 1 año más largo de lo que habíamos imaginado en un primer momento, nos permitió organizarnos mejor, nos dio más tiempo para ahorrar y lo más importante: compartimos ese día con nuestras familias completas 🙂

Si están comprometidos o pensando en casarse, les recomiendo lo siguiente:

1. Junto con su pareja elijan 2 o 3 fechas que les gustarían para ese día tan especial. Piensen si quieren que coincida con el día que se conocieron, o alguna fecha importante para ustedes. Luego, evalúen el tipo de ceremonia que prefieren (adentro o afuera, con fiesta o sin, almuerzo o cena, con calor o frío) y en la mejor estación o mes para hacerlo. Tengan en cuenta feriados y fines de semana largos si muchos invitados tienen que viajar para poder participar.
*Recomendación: Presten atención a las estadísticas de lluvia si se inclinan más por una celebración en el exterior y… no le tengan miedo al frío! En julio o agosto hacen días soleados para celebraciones al mediodía y los precios suelen ser mucho más accesibles.

2. Definan quienes van a ser los “imprescindibles” del casamiento (padres, hermanos, testigos…)  y pregúntenles solo a ellos si podrían ir a la fecha A, B o C. Intenten no consultarlo con más personas y una vez que definan la fecha, no la cambien. Con esas respuestas, y las disponibilidades de los salones, ya podrán definir el día.

3. Avisen con tiempo. Por más que no sea con la invitación formal, es bueno anticiparse y avisarle  a quienes no quieran que falten para que ya lo registren en sus calendarios, principalmente si eligen un mes como abril, marzo u octubre que es cuando más eventos suele haber y las personas tienen que programarse más. En Estados Unidos es muy común enviar el “Save the Date” (reserva la fecha) meses antes de la invitación, y suele ser un imán, un señalador de libro o algún item que haga de ayuda memoria para esa fecha. Algo más económico y que se está usando bastante ahora, es crear un evento en Facebook, pero no lo recomiendo si no van a invitar a todos los amigos de la red social ya que puede generar varias discusiones.

 

Espero que estos tips los ayuden a elegir una fecha para que puedan compartir con aquellos más importantes para ustedes y que sea un momento inolvidable.

 

 

Dejá una respuesta