Hacer realidad los sueños

Hace tiempo que no publico en el blog. No es que no tenga nada para decir, sino tal vez que tengo tanto que no se por dónde empezar o qué contar. Fui de viaje a lugares tan bellos que se me caían las lágrimas al ver los paisajes. Se me trabó la cámara del celular un día y saqué unas 240 fotos al piso. Recibimos mucha gente muy querida de visita en nuestro hogar. Me postulé a muchos trabajos y no quedé en ninguno. Guardé la ropa de verano y ya puse el acolchado. Se murieron todas las plantas que tenía en los balcones. Compré libros y me regalaron más libros. Tejí un gorro. Pinté la mitad de la mesa del living de blanco y nunca terminé la otra mitad, pero sí cosí el ruedo de todas las cortinas de la casa (a mano, gran logro). Sostuve en brazos a una beba de menos de 1 día de vida y se me derritieron los pensamientos.  Compré una raclettera para los 2 años de aniversario de casados. Ah! Y decidí hacer realidad mis sueños y aplicar para entrar a la universidad el año próximo. No, nada de diseño. Quiero ser enfermera.

Me cuesta mucho entender todo lo que pasa por mi cabeza. Me confundo a mi misma, y por momentos dudo de lo que estoy pensando hacer. Hace poco don Facebook me acusó que una amiga de Brasil le había puesto “me gusta” a una publicación, y asi fue como me encontré con el texto escrito por Caroline Martins que humildemente traduje al español.

Yo tenía un sueño: estudiar en la mejor escuela gastronómica del mundo, en Le Cordon Bleu. Por ese sueño, este año, me inscribí en un reality show. Cuando fui eliminada uno de los jurados me dijo “Caroline, su sueño acabó”. La otra jurada, refiriéndose a mis cuatro títulos académicos, dijo “Usted no precisa de un título más, usted ya tiene muchos”.
Pues bien, en este momento estoy frente al predio de Le Cordon Bleu en Londres esperando mi primera clase, y acá estoy reflexionando sobre sueños. Porque al final, dónde ya se vio una mujer con más de 30 años querer cambiar de carrera? Cómo se atreve desperdiciar 10 años de formación para volver a ser estudiante nuevamente? Los 30 es el período para casamiento, tener hijos, comprar casa, formar familia, pagar una jubilación privada, entre otras cosas más. La sociedad te pide para hacer una elección de vida a los 17 años (al finalizar el secundario), y espera que uno cargue esa elección hasta la tumba. Te preguntan “estás trabajando?”, “compraste un auto nuevo?”, “cuando llega el bebé?”, sin embargo no te preguntan “estás feliz?”. Estas imposiciones se hicieron transparentes en mi participación en el programa, porque yo fui, en casi todos los episodios, cuestionada sobre abandonar mi función como investigadora para seguir un sueño.
Hoy estoy aquí con mi filipina puesta, cuaderno y lápiz en la mano, y respondo:
* No, mi sueño no terminó. Solo está comenzando.
* No, los títulos que poseo no son suficientes, y tal vez todo los títulos que consiga conquistar no sean nunca suficientes. Siempre hay espacio para aprender y perfeccionarse.
No le den oídos a los que quieran matar sus sueños, porque al final, mis amigos, como ya decía Tolkien “un único sueño es más poderoso que mil realidades”.

Es un texto simple, probablemente escrito rápidamente desde un celular, y para mi tuvo un significado inmenso. Porque realmente, a dónde se ha visto a una mujer cambiar (rotundamente) de carrera a los casi 30 años y decidir ser estudiante nuevamente en vez de progresar en la carrera ya iniciada? Bueno, que la vean en Caroline y la vean en mi también porque yo no me conformo con lo que he conseguido hasta ahora. Quiero darle la mano a un enfermo, quiero curarle la herida a un niño, ayudar a un señor a levantarse de su cama. Quiero usar el ambo celeste (o verde o rosa o blanco) todos los días y sentirme una heroína trabajando en piyama. Quiero ser Claire (Outlander), Tatia (El Jinete de Bronce), Caris (Un Mundo sin Fin) y Jenny (Call the Midwife). Quiero ser enfermera, o morir en el intento.

Brochures de la carrera de enfermería en Lugano

¿Qué me dicen de ustedes? ¿Alguien cambió de carrera después de varios años? ¿Por cuáles profesiones pasaron? ¿Qué se siente estar rodeado de 17añeros en la universidad? ¿Han luchado alguna vez por un sueño que parece inalcanzable? ¿Cuáles fueron las mayores dificultades por las qué pasaron para cumplir un sueño? ¿Alguien tiene respuestas a estas preguntas?

7 Replies to “Hacer realidad los sueños”

  1. Me parece la mejor decisión!! No importa cómo nos encasilla la sociedad en lo que debemos o deberíamos. Desde hace un tiempo estoy buscando aquello que quiero ser. Lamentablemente todavía no me doy cuenta aunque algunas pistas tengo. Celebro que vos si la conozcas y que te animes y encima en una tierra tan distinta!!
    Chin chin 🍻
    Saludos, Nahir

  2. Heme aquí con WordPress pitufos y rodeada de adolescentes en la facultad! Aun no termine y ya pie do en lo que quiero estudiar dsps.

  3. Autocorrector jajaja
    *con 29 pirulos

  4. Buenisimo Clari!! Te re veo como enfermera! Beso grande!

  5. Me encantó este post!! Pura inspiración!
    Te re felicito por animarte a seguir tus sueños Clari!!

  6. Las preguntas nos motorizan y las respuestas sólo están en cada una, vienen desde adentro. Mientras seamos genuinamente fieles a nuestro ser, aprendamos a escucharnos y respetarnos…creo que podemos cambiar (no solo de carrera) tantas veces querramos y del modo en que lo sintamos, con plena confianza.

    Avanti, sempre avanti!!

  7. Que bello leer esto. Yo quiero recomenzar con algo nuevo el año que viene y trngo 39 años. Y claro, tengo dudas, deberia terminar la carrera que aun tengo pendiente quizas…pero no puedo. Me es imposible leer un parrafo mas. Quererme asi como soy, de eso se trata. Yo reprimi mis sueños por el deber ser y hoy siento que poco soy de todo lo que soy. Escucharnos, nosotras tenemos todas las respuestas, juntarnos con amigos p compartir pero no p q te digan lo q debes hacer. Cada uno sabe sus tiempos. A vivir mujeres! Besos!

Dejá una respuesta