Flor de infancia

Hace poco volví a encontrarme con la flor que marcó mi infancia: las violetas. Sinceramente, no se si tienen otro nombre o a que familia pertenecen, sólo se que en el bosque de la casa de mi abuela crecían silvestres y con mis primos y mi hermana nos pasábamos horas armando ramitos y juntando las más lindas.

Tengo en mi memoria grabado como parecía que el pasto era de color violeta cuando se veían desde lejos, y yo creía que ahí vivían los gnomos, que cada hojita era el techo de sus casas.

Volver a un lugar a donde las violetas crecen silvestres, es como volver a casa.

violetas

La gordita negrita de la izquierda soy yo 🙂

 

1 Comment

  1. La infancia más feliz!

Dejá una respuesta